La Operativa Dax consiste única y exclusivamente en la indicación inequívoca de la posición concreta que se adopta, mediante un SMS con el texto “Abro Largos en”, “Cierro Largos en”, “Abro Cortos en”, o “Cierro Cortos en”, según proceda, siempre acompañado del precio del índice Dax en el momento del envío.

Obviamente en la Operativa se aplican beneficios y se ejecutan stops a rajatabla, enviándose inmediatamente un SMS al usuario con la indicación de cierre de la operación (la prueba evidente es que, ya sea con beneficio o con pérdida, tras varios años de Operativa, todas las operaciones se han cerrado). Pero si en el SMS que abre una operación no se indican tanto el objetivo como el stop es por cuatro razones lógicas:

1.- Obvia. Si para ubicar el stop de una operación vamos a utilizar una herramienta móvil (por ejemplo una directriz o una elipse) tendríamos que enviar continuos SMS al usuario para informarle sobre la ubicación en cada momento de dicha herramienta. Esto es imposible.

Con el objetivo de beneficios sucede igual. Si en la estrategia hemos fijado que el índice debe alcanzar un objetivo concreto pero con una volatilidad alta (porque si la volatilidad en ese momento es reducida lo más conveniente es continuar dentro hasta un siguiente objetivo), es imposible que el usuario pueda conocer cuándo debe recoger el beneficio y cuándo continuar dentro, salvo que estemos nosotros enviando un SMS en cada momento indicando la magnitud de la volatilidad. Lo cual también es imposible

2.- De eficacia. Para poder fijar de forma inequívoca y acreditar el resultado de la operativa, del que dependerá la cuota mensual que el usuario satisface. Cualquier posibilidad de interpretación en los SMS remitidos hace absolutamente imposible fijar un resultado mensual concreto sobre el que decidir.

3.- De seguridad. Preservar el tipo de niveles sobre los que vamos a operar impide que puedan concentrarse en ellos posiciones por parte de los usuarios, que a su vez puedan ser barridos por brokers de CFDs creadores de mercado (la mayoría).

4.- De honradez. Cualquier operativa transmitida a terceros (por ejemplo la nuestra vía SMS) que introduzca en su mensaje más contenido que el inequívoco (“Abro Largos en”, “Cierro Largos en”, “Abro Cortos en”, o “Cierro Cortos en”) obedece en realidad a un servicio fraudulento.

Por ejemplo, si digo “Abrimos Largos si se superan los 9.900 puntos”, algo que parece tan sencillo en realidad es una trampa. Porque si finalmente el índice marca en 9.902 (por encima de nuestro punto de entrada), pero lo hace sólo durante una décima de segundo para inmediatamente recortar ¿Cuál es la acción que se debe tomar? Dependerá de si sale bien la operación o no. Si la operación es finalmente perdedora, quien os vende este engaño os dirá que en realidad no había que haber comprado porque no era una verdadera superación, y si por el contrario es ganadora, sin duda se adjudicará el beneficio.

Normalmente este tipo de servicios proceden de individuos o entidades que no tienen ninguna capacidad para obtener beneficio en el mercado, pero sí se han dado cuenta de que es muy sencillo hacer creer que el error se debe al propio usuario, quedando la sensación final de que el servicio es bueno, pero nosotros no lo entendemos bien y nos equivocamos en las decisiones.

La posibilidad de saber si el servicio es adecuado o no, pasa necesariamente por dar las entradas y salidas de forma inequívoca. Y luego si cada usuario quiere dudar, y por ello obtiene un perjuicio, es una cuestión que debe resolver consigo mismo. Nosotros garantizamos que los SMS llegan al momento (apenas hay deslizamiento sobre el precio nuestro y el que puede operar el usuario), y que el resultado es el que es.

Analytics Plugin created by Web Hosting